fbpx

amaranto como un alimento nutricional y funcional

El amaranto pertenece al género Amaranthus que comprende aproximadamente 70 especies, existiendo una amplia variabilidad genética entre éstas. Dichas especies se pueden cultivar tanto para la producción de grano de alto valor nutritivo como de forraje.

Las tres principales especies que son cultivadas para la producción de grano son A. hypochondriacus, originario de México; A. cruentus, originario de Guatemala y del sureste de México y A. caudatus, cuyo origen es América del Sur.

En Mesoamérica el amaranto es uno de los cultivos más antiguos y constituyó una de las principales fuentes de alimentación junto con el maíz, el frijol, la calabaza y el chile. Las culturas prehispánicas utilizaron el amaranto tanto para consumo humano como para usos religiosos. Debido a ello, esta planta fue cultivada a gran escala bajo el sistema intensivo de chinampas que desarrollaron los Aztecas en la zona del Valle de México . Actualmente el cultivo del amaranto se ha difundido a nivel mundial, cultivándose en los cinco continentes. Los principales países productores de amaranto de grano son China, India, Kenia, México, Nepal, Perú, Estados Unidos, Bolivia, Pakistán, Nepal, Argentina y Rusia

El amaranto como un alimento nutricional y funcional

Debido a la promoción que ha recibido el amaranto en los últimos años, se han realizado muchos estudios sobre sus propiedades; usos potenciales y sobre cuáles son las formas recomendadas para consumirlo.

El valor nutritivo de los granos del amaranto implica que además de su contenido proteico, el espectro de aminoácidos y los niveles de vitaminas y minerales son excelentes.”

El amaranto presenta algunas propiedades para ayudar a mantener la salud. El valor nutritivo de sus granos implica que además de su contenido proteico; el espectro de aminoácidos y los niveles de vitaminas y minerales son excelentes.

Varios autores han reportado contenidos de proteína en amaranto que van de 15 a 17%. Pero su importancia no radica sólo en la cantidad, sino en la calidad de la proteína, ya que presenta un excelente balance de aminoácidos. Por su composición, la proteína del amaranto se asemeja a la de la leche y se acerca mucho a la proteína ideal propuesta por la FAO para la alimentación humana; además, tiene un contenido importante de lisina, aminoácido esencial en la alimentación humana y que comúnmente es más limitado en otros cereales.

“El amaranto puede aportar cantidades importantes de fibra dietética y vitaminas E y B; puede ser una fuente importante de niacina y lisina, así como de fósforo y de magnesio”

Además el amaranto puede aportar cantidades importantes de fibra dietética y vitaminas E y B, puede ser una fuente importante de niacina (para la producción de hormonas sexuales, del crecimiento y del metabolismo), y lisina (para la producción de anticuerpos, hormonas y enzimas), así como de fósforo.

Beneficios sobre la salud

Disminución de los niveles plasmáticos de colesterol y triglicéridos

Se ha observado repetidamente en diferentes investigaciones un efecto positivo sobre el manejo de lípidos plasmáticos y hepáticos con distintas preparaciones y variedades de amaranto. En este sentido, se ha intentado establecer qué componente dietético de esta planta es responsable de dichos efectos; así como de conocer el mecanismo de acción involucrado. Sin embargo, aun hacen falta mayores estudios ya que los resultados han sido variables, probablemente debido a las diferencias entre especies.

 Disminución del estrés oxidativo e inflamación

La presencia de radicales libres y especies reactivas derivadas del oxígeno, es común en los sistemas vivos aeróbicos. La concentración de dichas especies se encuentra continuamente controlada por sistemas químicos y enzimáticos que impiden que estas sustancias altamente reactivas causen alteraciones dañinas en las células. Se sabe que muchas condiciones patológicas como la diabetes, la ateroesclerosis, el Alzheimer y algunos tipos de cáncer se generan en parte por el exceso de sustancias oxidantes en un tejido, lo cual se conoce como estrés oxidativo.

En diversos estudios se han descrito muchas especies con propiedades antioxidantes en distintas preparaciones y extractos provenientes de varias especies de amaranto. Su capacidad de aprovechar esos compuestos antioxidantes por nuestro cuerpo se encuentra evidenciada por los efectos notorios que se han reportado en varios modelos celulares, animales y estudios realizados en humanos.

Recuerda Visitar Nuestros Demás Artículos Diabetes & Colesterol

Sitios Que Te Recomendamos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *